BDSM: entre el dolor y el placer

Publicado el : 28/09/2017 09:36:40
Categorías : Guías sexuales Rss feed

BDSM: entre el dolor y el placer

BDSM: entre el dolor y el placer

El mundo del BDSM siempre ha sido oscuro y pocos eran los que se atrevían a mirar en esa oscuridad y adentrarse en ella. Gracias a la famosa película 50 Sombras de Grey, una gran cantidad de gente se ha sentido atraida por el mundo del BDSM (Bondage y Sado-Masoquismo). Aunque la gran mayoría de ellas nunca llegarán a entender porque razón algunas personas experimentan placer sexual al experimentar dolor físico o al proporcionárselo a otra persona.

Estamos hablando del límite entre el dolor y el placer y cómo nos podemos encontrar con personas  capaces de darle la vuelta a la razón y pasar de sufrir a sentir un placer intenso. Esto no debe a ninguna enfermedad o problema psicológico, como tienden a pensar la gran mayoría que no alcanza a comprender en que consiste la experiencia del sado-masoquismo en las relaciones sexuales.

El Bondage se basa en atar a la pareja con cuerdas, haciendo unas ataduras muy elaboradas y obligando al sumiso a adoptar cierta posición gracias a dichas ataduras. A partir de esta práctica la cosa se va complicando y podemos encontrar distintos niveles de dolor, comenzando por ligeros cachetes o azotes hasta prácticas más extremas.BDSM: entre el dolor y el placer



Cada participante tiene un rol que siempre está muy bien delimitado, ya que sóloe hay dos opciones para elegir y estas son totalmente contrarias entre sí, o adoptas el papel de dominante o el de sumiso. Para poder disfrutar de la experiencia a ambos les ha de gustar su papel, en caso contrario no disfrutará sexualmente. Por ejemplo, el dominante siente placer al someter y castigar al sumiso según sus gustos y, por su parte, el sumiso goza sintiendo como el dominante le golpea, humilla o hiere con las más diversas técnicas del sadismo (azotar, presionar los pezones o los genitales o, incluso, al quemarle con la cera de vela caliente) y experimenta un gran placer sexual. A pesar de que estas prácticas nos parezcan incomprensibles o extravagantes, entre ambos existe siempre un límite acordado que jamás se sobrepasará.

Realmente, aquellos que experimentan placer sexual al recibir un castigo físico no se fijan en el dolor, si no que se concentran en aquellas sensaciones que para ellos son agradables, y así también al ser humillados por alguien que adopte el rol dominante. O sea, que en realidad no sienten placer gracias al dolor físico, ya que lo que transmuta el dolor convirtiéndolo en placer es el acto de la sumisión al que son obligados por el dominante, cuyo rol es básicamente el de humillar al sumiso de todas las formas posibles. Así pues, una situación que nos parezca agradable puede transformar otra situación que es dolorosa, así es como funciona la mente.

Desde sus inicios, el BDSM ha ido evolucionando con los años y se han ido creando unas reglas que rigen todo encuentro. Estas normas abarcan aspectos tan variados como el uso de algunos artículos eróticos o complementos para adornar las sesiones de sado-masoquismo. El uso de complementos (como  fustas, los látigos, las siempre útiles esposas, arneses o las mordazas y capuchas) es muy habitual en este mundillo y son indispensables en cualquier sesión de BDSM. En lo que se refiere a la vestimenta, cuero y látex son los materiales habitualmente utilizados en estas prácticas sexuales, ya sea en forma de trajes, máscaras o ropa interior, aportando un estilismo muy definido a sus practicantes. 

Como podemos ver, el mundo del BDSM y el Sado-masoquismo es más que la endulzada fantasía fílmica que nos muestran en 50 sombras de Grey, que nos muestra una variente muy sensual pero que no llega a profundizar en estas prácticas. Películas anteriores, en los años 60-70 del siglo XX, profundizaban más en dichas prácticas y nos hablaban de las historias del Marqués de Sade o la famosa Historia d'O.

Esperamos que os haya gustado este artículo y siempre podéis encontrar algo que os guste en nuestra tienda erótica online y os anime a adentraros en este mundo o en otros.

Entradas relacionadas

Share

Añadir un comentario

 (con http://)

PayPal